La CONAFIPS

Somos una INSTITUCIÓN PÚBLICA QUE OPERA COMO BANCA DE SEGUNDO PISO, es decir, una entidad financiera al servicio de los actores de la economía popular y solidaria.

Trabajamos a través de las ORGANIZACIONES DEL SECTOR FINANCIERO POPULAR Y SOLIDARIO: cooperativas de ahorro y crédito, mutualistas, cajas de ahorro y bancos comunales.

Generamos inclusión financiera y aportamos al mejoramiento de la calidad de vida de las Organizaciones y sus socios.


logos5-05

Ofrecemos una línea de productos y servicios financieros y no financieros que incluyen créditos, servicios de garantías, fortalecimiento y transferencia tecnológica a las Organizaciones, con el fin de fortalecer su capacidad de generar créditos para sus socios.

“El problema no es la falta de riqueza en el mundo,  apostemos por una banca que aporte a la construcción de economía más humana, donde todos tengamos las mejores oportunidades para el desarrollo, donde sea el ser humano quien prevalezca por el capital y donde la oportunidad de crecer no esté de la mano con los poderes financieros sino con la propia capacidad de los humanos; tenemos el talento, la tecnología y la imaginación para estar en un mundo mejor”.
Tomado del Informe de Desigualdad Oxfam 2015

conafips-06

Nuestra historia

El proceso de evolución institucional de la Corporación Nacional del Buen Vivir en el Ecuador, parte el 16 de mayo de 2007, mediante Decreto Ejecutivo número 303 publicado en el Registro Oficial Nº 85, que crea el Programa Sistema Nacional de Microfinanzas, que en sus considerandos reconoce taxativamente:

Que la microempresa es una actividad que incide positivamente en la generación de empleo, la distribución de la riqueza, la dinamización de la economía solidaria y el desarrollo social.

Que uno de los principales problemas que enfrenta actualmente la microempresa es la escasez de crédito y el no contar con instituciones financieras que ofrezcan suficientes productos capaces de atender sus necesidades de financiamiento, lo que les obliga a recurrir a formas perjudiciales de intermediación.

Que las experiencias nacionales e internacionales demuestran que el crédito es un instrumento financiero virtuoso del desarrollo, y que la mejor manera de que la oferta de servicios financieros pueda contribuir al desarrollo económico, especialmente de las microempresas, es a través del fomento y fortalecimiento de las finanzas populares que armonicen criterios de rentabilidad económica con rentabilidad social.

Que aun cuando los programas públicos y privados de microcrédito han creado oportunidades para que la población pobre y categorías sociales centrales, como las mujeres, accedan a los servicios financieros, la falta de coordinación entre los mismos induce a duplicar esfuerzos e incrementar costos operativos, lo que impide incrementar la cobertura de los servicios financieros y lograr mejores impactos en las condiciones de vida de las familias más pobres del país.

Que son objetivos prioritarios del Programa Económico del Gobierno Nacional: la inclusión social y productiva con base en el desarrollo local, y fortalecer los procesos para la construcción de una economía social y solidaria.”

Esta acción gubernamental fue perfeccionada y fortalecida posteriormente mediante la expedición de reformas puntuales, entre ellas, el Decreto Ejecutivo Nº 1669, publicado en el Registro Oficial Nº 578 del 27 de abril de 2009, que reconoce la “necesidad de aplicar desde el Estado una Estrategia Anti Crisis de Defensa del Empleo concebida como un conjunto sistémico de políticas públicas, y proyectos, orientada a minimizar el impacto de la crisis económica internacional en el mercado laboral ecuatoriano”. Se definieron sus componentes estratégicos, en los siguientes términos:

  1. Inclusión económica de micro y pequeños productores.
  2. Fomento a la economía popular y solidaria.
  3. Fomento productivo, sobre todo a los sectores intensivos en empleo.
  4. Orientación de la inversión pública hacia actividades intensivas en empleo.
  5. Protección de los ingresos de las familias ecuatorianas.

En la primera disposición reformatoria del Decreto citado anteriormente, se señala: “Sustitúyase en los decretos ejecutivos Nº 303, publicado en el Registro Oficial Nº. 85 de 16 de mayo del 2007 y 894, publicado en el Registro Oficial 294 de 12 de febrero del 2008, la expresión “Programa Sistema Nacional de Microfinanzas” o sus siglas PSNM, por la siguiente denominación: Programa Nacional de Finanzas Populares, Emprendimiento y Economía Solidaria.

Con la promulgación de la Ley Orgánica de Economía Popular y Solidaria y del Sector Financiero Popular y Solidario –LOEPS–, el 10 de mayo de 2011, se creó a la Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias, que inició su gestión el 28 de diciembre de 2012 con la aprobación de su Estatuto Social por parte de Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.

logos_conafips